experiencia-negativa-puede-borrar-100-positivas

Una experiencia negativa puede borrar 100 positivas

Un portero puede tener un buen partido durante 89 de minutos del juego. Si en el minuto 90 le meten un gol por fallo grave suyo tanto el público como la prensa le van a nombrar como el culpable de la derrota.

Los delanteros podrán haber fallado x ocasiones claras para marcar y el equipo en teoría ya hubiera tenido que haber estado con 3 tantos por encima de su rival en el marcador. Las 5 paradas que han evitado goles en todas las ocasiones previas entre el minuto 1 al 89 ya no cuentan. Todo lo que se recordará de ese partido del portero será su error en el minuto 90 que ha producido la derrota.

Las experiencias positivas y tus logros no funcionan como saldo positivo en tu cuenta

No es suficiente relajarse en los logros del pasado. Serás juzgado por ello únicamente si ha sido negativo. Los seres humanos funcionamos así. Le damos a una persona un saldo negativo que tiene que ir borrando si nuestras experiencias negativas con ella han sido malas. Empezar desde cero una relación en realidad significa pagar las deudas del pasado e ir intentando borrarlas con acciones positivas.

Los saldos positivos por otra parte no existen. Un recorrido positivo en el pasado no se acumula como puntos positivos para tener un colchón en el caso de “cagarla”. Si las cosas salen mal la gente se olvida del pasado. Nos impacta más lo negativo que lo positivo. La mayoría de las personas es capaz de dar un feedback cuando no están satisfechos con algo pero son incapaces de mencionar y destacar lo bueno que hacen terceros.

Empieza cada día desde cero

No te relajes nunca. Tanto en lo profesional como en lo personal hay que mostrar cada día de nuevo lo que uno vale. No es suficiente pensar que ya has mostrado de lo que eres capaz en el pasado. Lo que cuenta es el presente.

  • Esfuérzate: da igual si se trata de tareas que dominas o las que realizas por primera vez. Si asumes una responsabilidad tienes que dar el 100% de ti.
  • Responsabilízate: las cosas depende de ti y no de terceros. No busques excusas apuntando con el dedo a otras personas cuando la culpa la tienes tú.
  • Pide ayuda: las excusas no te sirven para nada. No es una señal de debilidad de pedir ayuda sino todo lo contrario. Es bueno conocer sus limitaciones y trabajar en ellas.

La valoración de un jugador en un partido de fútbol dependerá al 50-80% de sus acciones en los últimos 5 minutos. Crear un impacto positivo o negativo hacia otra persona dependerá de lo que hecho en las últimas 24 horas. No te relajes nunca y no te olvides de hacer las cosas con cariño aunque se trate de tareas desagradables para ti que te obliguen salir de tu zona de confort.

//Añadir código de Google Analytics